APLICACIÓN DE LA LEY DE LOS SÍMBOLOS PATRIOS EN NUESTRO COLEGIO

(Del capítulo VI, disposiciones especiales para centros educativos)

LAS CEREMONIAS CÍVICAS ESCOLARES COMO RITOS DE IDENTIDAD

La realización de las ceremonias cívicas se apega a normas ya establecidas por la tradición o la costumbre, y los maestros “saben” cuál es la manera de realizar este rito, con conocimientos que han acumulado desde su propia experiencia como estudiantes, porque se los han enseñado en su proceso formativo como profesionales de la educación, o simplemente porque ya como maestros en servicio “aprenden” de los profesores más experimentados la forma de hacerlos.

En el rito cívico se transmiten diferentes mensajes que prefiguran formas de ver el mundo y la realidad social en la que se vive. Las enseñanzas que se desprenden de ellos traspasan el momento presente de su ejecución, constituyendo así la inculcación de una tradición que se actualiza y se condensa a través de formas y objetos simbólicos: El Pabellón Nacional, por ejemplo. 

Los ritos cívicos no deben ser menospreciados por ninguno de los miembros de la comunidad educativa con la excusa de ser una pérdida de tiempo y una dificultad para el desarrollo de los contenidos de las asignaturas.

Por el contrario los ritos cívicos deben ser valorados, inculcados, practicados y promovidos desde las aulas, de manera que sean un referente de valores culturales y religiosos. Los profesores y profesoras están obligados a ser ejemplos vivos de amor, respeto y devoción por los símbolos patrios y prácticas religiosas.

Sobre el carácter repetitivo de los ritos, Berger explica las razones por las cuales, en su opinión, es necesario este elemento constitutivo:
“Los hombres se olvidan de las cosas. Y por ello es necesario repetírselas una y otra vez… El ritual religioso ha sido un instrumento crucial de este proceso “recordatorio”. Una y otra vez, este proceso hace presentes a quienes participan en él las fundamentales definiciones de la realidad y las legitimaciones que a ellas corresponden” (1971: 66­67).

Este aspecto repetitivo del ritual forma parte también de su propia naturaleza, como un elemento que permite mantener la vigencia de ciertas ideas, costumbres, tradiciones y valores.  A través del tiempo, el espacio físico y las generaciones. Por ejemplo cantar el Himno Nacional, rezar la oración a la bandera y otras muchas prácticas cívicas y religiosas.

CELEBRACIÓN DE LA CEREMONIA DEL LUNES CÍVICO Y OTROS ACTOS

En atención a la presente Ley de los Símbolos patrios de La República de El Salvador y con el propósito de fortalecer nuestra identidad y los valores identitarios como salvadoreños el colegio Josefino Nuestra Señora de La Paz aplicara dicha ley.

ORACIÓN A LA BANDERA SALVADOREÑA

"DIOS te salve, Patria Sagrada,
en tu seno hemos nacido y amado;
eres el aire que respiramos,
la tierra que nos sustenta,
la familia que amamos,
la libertad que nos defiende,
la religión que nos consuela.

Tú tienes nuestros hogares queridos,
fértiles campiñas,
ríos majestuosos,
soberbios volcanes,
apacibles lagos,
cielos de púrpura y oro.

En tus campos ondulan doradas espigas,
en tus talleres vibran los motores,
chisporrotean los yunques,
surgen las bellezas del arte.

Patria,
en tu lengua armoniosa
pedimos a la providencia que te ampare,
que abra nuestra alma al resplandor del cielo,
grabe en ella dulce afecto al Maestro y a la Escuela
y nos infunda tu santo amor.

Patria,
tu historia,
blasón de héroes y mártires,
reseña virtudes y anhelos;
tú reverencias el Acta que consagró la soberanía nacional
y marcas la senda florida
en que la Justicia y la Libertad nos llevan hacia Dios.

Bandera de la Patria,
símbolo sagrado de El Salvador,
te saludan reverentes las nuevas generaciones!

Para ti
el sol vivificante de nuestras glorias,
los himnos del patriotismo,
los laureles de los héroes.

Para ti
el respeto de los pueblos
y la corona de amor
que hoy ceñimos a tus inmortales sienes".
 

Art. 17. Los Símbolos Patrios permanecerán visibles y en sitios preferentes en todos los centros de enseñanza de cualquier nivel educativo del país.
Art. 18. Reconócese oficialmente la oración a la Bandera, del autor salvadoreño Dr. David J. Guzmán como una exaltación a la Patria.

Visítanos | Contáctanos

Colonia Ciudad Jardin, Calle Las Flores #102, Apartado Postal 6, San Miguel.

(+503) 2635 6928

Escríbenos

©2017 Colegio Josefino Nuestra Señora de la Paz. Derechos Reservados