Vida y obra de los fundadores de los Institutos Josefinos

José Maria Vilaseca Aguilera


Nació el 19 de enero de 1831, en Igualada España, sus Padres fueron el Señor Jaime Vilaseca y Víver  y la Sra.  Francisca Aguilera y Morató.
Crece y es educado en la fe en un ambiente de amor servicial, de disciplina, constancia y trabajo, características del Catalán de su época.
Emigra con su familia a Barcelona, donde estudia y trabaja a la vez y es  en este ambiente y por medio de un amigo donde descubre su vocación al sacerdocio.

Ingresa al Seminario Conciliar de María de Monte Alegre y Santo Tomás de Barcelona como externo, en el año de  1849, de cara a su ideal,  escucha la llamada de Cristo que le pide dejar su patria y marchar a un País extranjero. Llega a la ciudad de México como Seminarista de la Congregación de la Misión, en marzo de 1853  y el 20 de diciembre de 1856 se convierte en Sacerdote Paúl.

Evangelizador de los indígenas: Fundó las Misiones de la Tarahumara (1894), el Yaqui (1896), el Palenque (1896) y organizó y participó en misiones populares en diversos estados del País.

Educador: Escribió sobre la educación de niños y jóvenes, abrió Colegios y Escuelas.

Caridad con los que sufren: Fundó asilos y hospitales para atender a los enfermos y a los niños.

Formador de sacerdotes: Seminarios de Saltillo (1866) y Monterrey (1868) y fundó el Colegio Clerical del Señor San José en México, D.F. (1872).

Escritor: Fundó La Biblioteca religiosa (1869), El Propagador de la devoción al señor san José (1871) y el Sacerdocio Católico (1872.

Fundador: Fundó la Asociación universal del señor San José (1871) y a los Misioneros Josefinos y a las Hermanas Josefinas (1872).

Apóstol de San José: Sus obras las hizo bajo su patrocinio, sus escritos están impregnados de amor al santo Patriarca.

Su carisma: Irradiar el conocimiento, culto y devoción a san José al lado de Jesús y de María en Nazaret, nota que deja a sus hijas e hijos para hacer vida y perpetuar en la Iglesia, a su muerte acaecida el día 3 de abril de 1910, en la ciudad de México.

Cesárea Ruiz de Esparza y Dávalos

Nace el 27 de agosto de 1829, en la ciudad de Aguascalientes, sus Padres fueron el Lic. José María Ruiz de Esparza y Peredo y la Sra. Bruna Dávalos Rincón Gallardo.

Educada en la fe y especialmente en su vida de oración, durante su infancia y juventud que transcurre en, Aguascalientes, Zacatecas, Sombrerete, Durango y San Luis Potosí.

Se desposa con Jesús siendo seglar, a los 19 años, pidiendo para ello la bendición de su confesor.

Sigue a Cristo en su humillación por su disminución de fortuna, muerte de sus padres, abnegado servicio a su familia, decisión fallida de ser religiosa concepcionista.

Fundadora de la primera Congregación Religiosa nacida en México en tiempo hostil a la Iglesia, junto con el Padre José María Vilaseca Aguilera el 22 de septiembre de 1872.

Es Madre y formadora ejemplar de sus religiosas, de la niñez y juventud y de los enfermos y necesitados a quien sirve con exquisita caridad.

Se ofrece como víctima por su Congregación y muere santamente el 24 de abril de 1884.

Visítanos | Contáctanos

Colonia Ciudad Jardin, Calle Las Flores #102, Apartado Postal 6, San Miguel.

(+503) 2635 6928

Escríbenos

©2017 Colegio Josefino Nuestra Señora de la Paz. Derechos Reservados